dissabte, 26 de març de 2011

GRÀCIES

Hi ha dies que no cal preguntar-nos per què ens sentim feliços, hi ha dies que nosaltres mateixos som la completa felicitat.

9 comentaris:

Sill Scaroni ha dit...

Linda foto !
Anna, com essa beleza de natureza que te rodeava era impossível não estar feliz. ;))
Bonito blog.
Sill

Salomé Guadalupe Ingelmo ha dit...

Lo es cada segundo que se pasa en la montaña. ¿Cómo no amarla incondicionalmente? Se trata, también, de justicia: es precisamente amor incondicional lo que Ella ofrece. Besos.

Anna ha dit...

Muchas gracias Sill, un placer para mi que pases a visitarlo de vez en cuando.
Sí,la montaña mi amiga, que siempre aguarda en silencio. ¿Como no ser feliz?
Un besazo y bienvenida.

Anna ha dit...

Salomé, sé que lo sientes, como yo, por lo tanto no hacen falta explicaciones adicionales, bueno, solo una... Por un segundo crei que podria volar, maravilla de paisaje.
Besazos.

Ana Manotas Cascos ha dit...

Que bien se debe de estar ahi, no me estraña que te sintieras feliz.
Preciosa la foto.
Saludos Anna

Roigbalterra ha dit...

Vaya mirador y lugar que se intuye alrededor, para tirar una tarjeta entera.
Vale la pena escalarlos.

Anna ha dit...

Ana, Roig, coincidís y acertaís, la foto no le hace justícia al paisaje que me envuelve, una maravilla.
Feliz, felicísima diria yo, el colmo de la plenitud.
Besazos a los dos.

ANRAFERA ha dit...

Vertiginosa captura, bello lugar...que buenas sensaciones se han de sentir¡ Saludos.
Ramón

Anna ha dit...

Tienes razón Ramón, la sensación es, mas que de libertad, de liberación total que aunque parezca lo mismo no lo es.
Saludos.